BEAUTIFUL OAXACA

Hay ciertas combinaciones de la vida que simplemente no entendemos la química de su perfección.

Una taza de café cremoso y un pedazo de pan francés recién tostado con la frescura de la mantequilla son como milagros que no entendemos pero disfrutamos cada mañana.

Recuerdo en mi niñez ese sonido misterioso que producía la cámara de mis padres, algo se debía esconder dentro para producir ese ruido tan extraño (pensaba).

Hace 10 años compre mi primera camera la Sony DSC-P100, era el comienzo de la era digital, y con mis 5 mega pixeles y una tarjeta de 256mb frente el mundo, decidi conocerlo.  A través de ella hice nuevas amistades, me despedí de gente que por un instante se convirtieron en hermanos, reí mucho, y vi cosas increíbles que hoy apenas puedo de explicar ese sentimiento a través los negativos que quedan...

El viaje y la fotografía para nosotros se volvió en un mantra en nuestras vidas, el hacerlo de vez en cuando nos llena de inspiración y buenos recuerdos que de alguna manera u otra nos ayuda en cada proyecto que realizamos.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de salir de Mexicali nuestro hogar, y visitar un lugar que siempre he tenido un cariño especial a pesar de no  haberla conocido antes de este viaje, la ciudad de Oaxaca, México.

Oaxaca es mágico. No por las increíbles ruinas zapotecas de Monte Albán , ni por la naturaleza que aprecia en el camino hacia el Hierve el Agua, si no por la magia de la gente. Hace unas semanas conocieron a María, y mencionamos esa energía presente en un lugar tan especial. Que caímos en cuenta que tal como le sucedió a María, Oaxaca te atrapa con esa magia que la caracteriza.

Transient
Transient

En las mañanas los desayunos en los mercados del centro de Oaxaca son lugares llenos de vida, especialmente el tianguis orgánico en el barrio de Xochimilco, la gente poniendo sus puestos de productos y comida orgánica, mientras recorres el pasillo para elegir lo que quieres comer, normalmente los olores son una buena referencia, así fue como elegimos nuestro desayuno, unas deliciosas memelas y unas quesadillas de flor de calabaza en tortilla de maíz azul. Y de tomar un delicioso café orgánico servido en una taza de barro. 

Transient
Transient
Transient
Transient
Transient

Pasar una tarde comiendo chapulines con guacamole en el Restaurante La Casa de la Abuela con la vista al Zócalo es una buena manera de pasar el tiempo y hacer una pausa. Para quienes no han tenido esta experiencia, la sensación puede ser un poco extraña, pero algo debes de probar si visitas Oaxaca, su gusto es un poco salado, por lo que va muy bien con el aguacate para minimizar esa sensación, acompañados de una cerveza fría y la vista al Zócalo es la perfecta combinación para terminar un día de muchas actividades.

Transient
Transient
Transient

Claro que también están los lugares turísticos como el Tule, las ruinas en Mitla. Pero lo que mas nos llamo la atención fue estos moto-taxi amarillos y rojos que andaban por las calles. No pudimos contener las ganas, y nos tuvimos que subir en una. Toda una experiencia!

Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient

Transient
Transient

Para los que les encanta comer rico, como a nosotros, esta el restaurante Casa Oaxaca.  Nada mejor que una salsa recién hecha frente a tus ojos, la vista espectacular a la iglesia de Santo Domingo, mientras ves venir lentamente el atardecer en Oaxaca es espléndido.

Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient

Tuvimos una agradable sorpresa cuando Hilario del Diablo y la Sandia, nos invito a su casa y abrió las puertas al mundo de los tapetes de Teotitlan del Valle.

Su familia por generaciones han sido artesanos y toda su familia se dedica a hacer tapetes. También probamos los mejores tamales de mole recién hechos por su mama.

En nuestra oficina esta un tapete hecho por uno de sus hermanos que tardo 1 semana en hacer ! (tapete en nuestra oficina)

Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient
Transient

Para finalizar nuestro viaje, visitamos un restaurante muy recomendado por uno de sus postres el Restaurante Los Danzantes que tiene una arquitectura y diseño interesante. Mientras Karina disfrutaba la cascada de Chocolate y yo mi copita de mezcal, Oaxaca nos despedía con fuegos artificiales en el cielo.

Transient
Transient